Maria, 76, Tanzania

Maria. Maria se preocupa por el futuro de sus nietos. (c) Kate Holt/HelpAge International. “Tengo 76 años, creo. Tuve cuatro hijos: uno murió, otro está enfermo y los otros dos se han trasladado a otras aldeas. Nueve personas viven conmigo en esta casa, incluyendo mi hijo, que tiene una discapacidad intelectual, su esposa y sus hijos.

"Mi hijo comenzó a sufrir problemas hace unos años, tras casarse. No sabemos qué le pasa y el médico del centro de salud dice que no hay nada que se pueda hacer.

"También tengo otras dos nietas jóvenes que viven conmigo, hijas del hijo que perdí hace dos años. Su madre se casó con otro hombre y se trasladó a otra zona.

“Tras la muerte de mi esposo hace seis años, mi casa comenzó a desmoronarse y yo no tenía la fortaleza suficiente para repararla.

"Estoy feliz cuando mis nietos son felices"

"Tuve mucha suerte cuando Sawata [la organización contraparte local de HelpAge International] me construyó esta casa.

"Tiene tres habitaciones, por lo que cabemos todos, y un tejado de hierro ondulado. La casa también tiene un gran contenedor fuera para recoger agua y que yo no tenga que salir a buscarla. También nos han dado una cabra y cuando tenga una cría podremos venderla en el mercado para obtener algún dinero.

“Me preocupa el futuro de mis nietos porque me siento cómo me vuelvo más débil cada día. Trato de no darme cuenta porque tengo que hacer cosas para ellos: mi momento más feliz es cuando mis nietos han comido y van a la escuela y son felices.”

Donate ahora.

eBoletín


Suscríbete gratis

Política de privacidad

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR