Sinahofu, 66 años, R. Dem del Congo

"Nacimos en el otro lado del bosque, es la guerra la que nos ha traído hasta aquí. Fuimos expulsados durante la guerra de los ruandeses contra los burundeses. No recuerdo en qué año comenzó la guerra. Quemaron nuestras casas. Estábamos labrando nuestras tierras cuando las quemaron enteras".

Sinahofu con sus nietos Sinahofu con sus nietos Frederic Courbet/HelpAge International

"Tenemos nueve hijos. Tengo muchos nietos, 47. Mis hijos no tienen trabajo. Cuando empezaron a pagar las tasas escolares ya no podíamos darnos el lujo de enviarlos a la escuela. Ahora buscan trabajo. La vida es una lucha incluso para ellos".

"Vamos con los niños a labrar la tierra. Y cuando tenemos algo, lo vendemos. Cavar es demasiado difícil. Si tengo cabras vendo una y consigo dinero. Nosotras somos las únicas que ayudamos a nuestros niños y nosotras somos las que cuidamos de nosotras mismas".

"Nuestra familia no tiene nada. Somos pobres. Cuando la situación es mala vienen aquí y dicen mamá necesitamos esto. Si tengo una cabra, la vendo y ayudo a los nietos para que vayan a la escuela. En este momento no hay nada, me pregunto cómo van a ir a la escuela".

Sin trabajo ni ingresos

"Vivimos una vida de supervivencia. Labramos la tierra y cuando ya no podemos más, enfermamos. Antes de la guerra tenía casa, tenía fuerza y no era tan mayor".

"No hay ningún trabajo, ni siquiera los más simples. Pero estamos contentos por los trabajos que nos han enseñado y que nos han traído hasta aquí. Ahora podemos conseguir trabajo y ganar dinero. Todavía podemos trabajar incluso en la vejez, sólo necesitamos un trabajo".

"Parece que por ser personas mayores tenemos que sufrir. No tenemos a nadie que nos ayude. Sólo puedo esperar que tengamos paz, si lo hacemos, podemos volver a nuestra tierra".

"Cuando no tienes trabajo no te sientes viva. Pero cuando tienes aunque sea un pequeño trabajo, vas a vivir bien. El trabajo que nos han dado nos hace felices".

"No tenemos buena salud porque no comemos como antes. Si tienes un poco de dinero sabes que vas a comer bien, sin dinero no se puede comer bien. Antes de que comenzara la guerra nos acostumbramos a comer comida saludable".

¡Actúa ahora y apoya a las personas mayores en emergencias!


El 20 de febrero, lanzamos la campaña INJUSTO para asegurarnos de que las personas mayores reciben la parte de la ayuda humanitaria que les corresponde. Pero necesitamos tu ayuda.

Esto es lo que puedes hacer:

Sigue @helpage en Twitter para estar al día con la campaña y lo que nuestros activistas mayores están haciendo sobre el terreno.
Retuitea nuestro contenido el 20 de febrero y en los días posteriores para mostrar tu apoyo a las personas mayores en las crisis humanitarias.
Usa el hashtag #UNJUST para correr la voz sobre la campaña, tuitea los motivos por los que crees que los mayores deben ser incluidos en la ayuda de emergencia y ayúdanos a que #UNJUST se mueva por Twitter!

INJUSTO

INJUSTO. Apoya a los mayores en emergencias.

eBoletín


Suscríbete gratis

Política de privacidad

Donate ahora.

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR