Derechos Humanos

Las teorías de la justicia basada en derechos parten del presupuesto de que, puesto que los derechos humanos son universales, todas las personas somos titulares de los mismos derechos. Sin embargo, si nos fijamos en la realidad, vemos que existen muchas barreras que impiden el pleno ejercicio de los derechos humanos a muchas personas y grupos de población.

Sin embargo, los prejuicios y estereotipos sobre lo que significa ser mayor permiten justificar un tratamiento diferenciado en distintos ámbitos de nuestra sociedad. Esto hace que, en muchas ocasiones, las decisiones de las personas mayores no se tengan en cuenta, que sean excluidas o que se encuentren con barreras para poder ejercer sus derechos o acceder a bienes y servicios. Además, los mecanismos jurídicos existentes a nivel nacional e internacional no protegen de forma adecuada los derechos de las mujeres y los hombres mayores. Por ello, desde HelpAge trabajamos para que cumplir años no signifique una merma en el disfrute de los derechos humanos.

Derecho al trabajo y a la seguridad social

El acceso a un trabajo decente es un derecho humano fundamental, que promueve un desarrollo sostenible así como la erradicación de la pobreza. Desde HelpAge, luchamos para que las personas mayores tengan un ingreso regular y predecible y para que sus derechos laborales sean reconocidos. La mayoría de personas mayores en los países en desarrollo no cuentan con este derecho. Muchos de ellas trabajan de manera informal, sin contratos, seguridad o beneficios.

A menudo, este tipo de trabajo está mal remunerado, suele ser inseguro o dañino para la salud. Además, también hay que tener en cuenta el trabajo no remunerado, como realizar tareas de cuidado. HelpAge International ayuda a las personas mayores de los países en desarrollo a contar con medios de vida suficientes para tener una vida digna y las apoya para que reclamen sus derechos sobre unas mejores condiciones laborales y a una pensión adecuada.

El derecho humano a la seguridad social y la protección social adecuadas a lo largo de la vida está bien establecido en el derecho internacional de los derechos humanos. Los sistemas de pensiones son el principal instrumento de protección social para proteger a las personas contra los riesgos socioeconómicos y las vulnerabilidades que pueden asociarse con la vejez. Sin embargo, las personas que no han desarrollado a lo largo de su vida un empleo formal o aquellas que viven en países con bajos ingresos, no tienen acceso a una pensión digna y, por tanto, pueden tener un gran riesgo de pobreza en la vejez. Esto afecta especialmente a las mujeres mayores…

HelpAge International, en colaboración con el Ministerio alemán de Cooperación Económica y desarrollo, puso en marcha la plataforma www.pension-watch.net, que da una visión global de las pensiones sociales de cada país y su influencia sobre el desarrollo, además de publicar diversos informes que pretende facilitar la comprensión sobre este tema. Además, HelpAge International apoya a las personas mayores para que organicen grupos de autoayuda y proporciona formación a redes de asesores legales voluntarios. Para llamar la atención sobre este y otros temas relacionados con los derechos y la protección de las personas mayores nació la campaña ADA: Age Demands Action.

Algunos logros de HelpAge International en los últimos cinco años:

  • 6,2 millones de personas mayores de 14 países recibieron por primera vez una pensión.
  • Se destinaron, aproximadamente, 1890 millones de euros de media cada año a las pensiones de personas mayores en 14 países como resultado del trabajo de la red internacional.
  • 138.700 personas de 15 países recibieron apoyo para iniciar o desarrollar sus medios de vida.
  • 27.500 personas mayores afectadas por crisis recibieron apoyo a sus medios de vida o ayuda en efectivo.

 

Derecho a la Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. El derecho a disfrutar del nivel más alto posible de salud física y mental es un derecho humano básico y es parte fundamental para poder gozar de una vida digna. Para poder ejercer este derecho, debemos tener acceso a un conjunto de bienes, instalaciones, servicios y condiciones. Por tanto, este derecho va mucho más allá del acceso a medicamentos o asistencia sanitaria.

Sin embargo, las personas mayores de todo el mundo encuentran barreras para poder acceder a este derecho en igualdad de condiciones debido a varios factores, como barreras físicas, pocos recursos económicos, falta de servicios adecuados, bajo nivel de conocimiento de las condiciones de salud o desconocimiento de sus derechos.

Aunque muchas personas mayores viven más tiempo y con mejor salud, y pueden seguir llevando una vida plena e independiente con el apoyo adecuado, es probable que sus necesidades de atención sanitaria y social sean cada vez más complejas e interdependientes en la vejez. Esto exige cambios radicales en la forma en que se desarrollan los sistemas de asistencia sanitaria y social y se prestan los servicios. Es necesario superar estos retos para que las mujeres y los hombres mayores puedan disfrutar de la mejor salud y atención posibles y para apoyar su bienestar hasta el final de sus vidas.

La pandemia de COVID-19 también ha puesto en evidencia que existe discriminación por edad en el acceso a la salud. Además del impacto del virus en la salud de las personas mayores, tanto la OMS como diversas organizaciones sociales han denunciado la negación a asistencia sanitaria a personas mayores, especialmente durante la primera ola de la pandemia y en los momentos de mayor escasez de recursos. HelpAge International ha elaborado una guía práctica que identifica y define 7 principios necesarios para respetar los derechos de las personas mayores en la respuesta a la COVID-19: dignidad, no discriminación, igualdad, autonómica, responsabilidad, participación y proporcionalidad.

La red global de HelpAge trabaja para que todas las personas mayores puedan tener asegurado su derecho a la salud. A través del trabajo de nuestro trabajo de incidencia política queremos conseguir que los gobiernos se comprometan a garantizar el derecho a la salud de toda la población independientemente de su edad.

Algunos de los grandes logros de HelpAge International en materia de salud:

  • Garantizar un mejor acceso a los servicios sanitarios para 2 millones más de personas mayores en 22 países.
  • Ayudar a 170.000 personas mayores a recibir una mejor atención comunitaria.
  • Trabajar para conseguir cambios significativos en las políticas nacionales que permitan a las personas mayores acceder a servicios gratuitos o subvencionados, logrados en Filipinas, Tanzania y Vietnam. A través de nuestros modelos de atención domiciliaria, influir en la práctica del gobierno en Camboya, Malasia, Indonesia, Filipinas y Tanzania.
  • Mejora de la formación del personal sanitario nacional en Camboya, Mozambique y Tanzania.
  • Formar a 9.000 funcionarios de salud que trabajan en centros de atención primaria en 20 países.
  • Iniciando el desarrollo de la primera herramienta de campo para evaluar los resultados en la salud y el bienestar de las personas mayores de las intervenciones de salud y atención.
  • Colaborar y establecer relaciones estratégicas con organismos de primer orden para impulsar nuestra labor en materia de enfermedades no transmisibles, salud mental y datos.

 

Derecho a una vida libre de violencia y maltrato

La violencia y abuso contra las personas mayores aún es un fenómeno desconocido por gran parte de la población, a pesar de que lo sufren 1 de cada 6 personas mayores en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 15,7% de las personas de 60 años y más son víctimas de abuso, aunque considera que esta cifra es muy inferior a la situación real porque muchas personas mayores que son maltratadas no denuncian (según estudios realizados se estima que solo el 4% de las personas que lo sufre denuncia) o no tienen la posibilidad de denunciar.

Existen múltiples formas de abuso y maltrato contra las personas mayores y los perpetradores también pueden proceder de entornos muy distintos. Al igual que en otros tipos de violencia más conocidos y ante los que la sociedad está más sensibilizada, como la violencia de género o la violencia racista, se basa en relaciones de poder y en prejuicios sociales y culturales. Por ello, para poder eliminar este tipo de violencia, el primer paso es ser capaces de identificar el edadismo y la discriminación por razón de edad que experimentan las personas mayores.

HelpAge International trabaja para sensibilizar a la población sobre este problema y hacer que los líderes políticos adopten herramientas adecuadas para prevenir el abuso y el maltrato durante la vejez.

Cada año, con motivo del 15 de junio, Día Internacional de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, HelpAge España realiza diversas actividades de sensibilización sobre esta realidad aún tan invibilizada y conocida.

Algunos logros destacados de HelpAge International:

  • 300.000 personas mayores en riesgo de violencia, abuso y abandono fueron apoyadas por HelpAge, sus socios y los ministerios en 12 países.
  • 60.000 personas mayores recibieron apoyo de protección durante las primeras fases en las respuestas de emergencia.

Derecho a la participación social y política

La participación social y política es de los reflejos más directos del grado de igualdad e inclusión del que disfruta una sociedad. Sin embargo, el grado de participación comunitaria y social de la población mayor muestra que aún estamos muy lejos de vivir en una sociedad inclusiva.

En los últimos años, se ha popularizado el término “envejecimiento activo”, definido por la OMS como “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”. Este concepto, por tanto, va más allá de la capacidad de realizar actividad física o formar parte de la población activa y hace referencia a la participación en actividades sociales, políticas, económicas y culturales.
HelpAge International trabaja para que la voz de las personas mayores sea escuchada y puedan defender sus derechos. Por ello, nuestros informes siempre incluyen las voces, opiniones y experiencias de las personas mayores y trabajamos para que los gobiernos y las instituciones públicas incluyan la perspectiva de edad en la toma de decisiones.

En los últimos años, HelpAge ha conseguido grandes logros:

  • 170.000 personas mayores han participado en nuestras campañas globales y regionales en 43 países.
  • 2.500 asociaciones de personas mayores con 46.000 miembros supervisaron la prestación de servicios y apoyo en sus comunidades y presionaron para que se mejoraran.
  • 12 gobiernos más han apoyado la petición de una Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas mayores.
  • 22 millones de personas mayores de 18 países diferentes se beneficiaron de que los gobiernos y otras agencias revisaran o adoptaran nuevas políticas que tienen perspectiva de edad.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.