Igualdad de género

Las mujeres tienen una esperanza de vida mayor que los hombres, pero tienen una calidad de vida peor y se enfrentan a más riesgo de pobreza, violencia, discriminación y soledad cuando son mayores. Es decir, las mujeres viven más, pero en peores condiciones. La discriminación y la violencia de género afecta a mujeres y niñas de todas las edades, de todas las clases y grupos sociales y en todas partes del mundo.

Por ello, desde HelpAge España incluímos la perspectiva de género en todos nuestros proyectos y trabajamos para sensibilizar a la población, a los actores políticos y a la sociedad civil de las desigualdades que afrontan las mujeres mayores en todo el mundo.

Las mujeres en el mundo

A pesar de los grandes logros alcanzados, según el informe del Departamento de asuntos económicos y sociales de Naciones Unidas (UN DESA) «La Mujer en el Mundo 2020«, el avance en la igualdad se ha estancado en los últimos años. Más de 25 años después de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, el progreso hacia la igualdad de derechos sigue sin lograrse en ningún país y la crisis de la COVID-19 ha aumentado las desigualdades de género en todo el mundo. El informe de 2020 llega a algunas conclusiones sobre la situación de las mujeres:

 

  • Solo el 47% de las mujeres en edad de trabajar están en el mercado laboral (en comparación con el 74% de los hombres), una cifra que apenas ha cambiado durante los últimos 25 años. En Asia meridional y occidental y en África septentrional el número es aún menor: menos del 30% de mujeres participan en el mercado laboral.
  • Las mujeres representan el 75% de familias monoparentales y, además, siguen ocupándose de gran parte del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado: las mujeres dedican casi tres horas más al día que los hombres (4,2 horas frente a 1,7 horas). En el norte de África y Asia occidental, esta diferencia es aún mayor: las mujeres invierten siete veces más tiempo que los hombres en estas actividades.
  • Solo 20 mujeres son Jefas de Estado o de Gobierno. En 2019, las mujeres ocupaban solo el 28% de los puestos gerenciales a nivel mundial (casi la misma proporción que en 1995), y solo el 18% de las empresas encuestadas tenían una directora ejecutiva en 2020.
  • En la vida política, si bien la representación de las mujeres en el parlamento se ha más que duplicado a nivel mundial, todavía no ha cruzado la barrera del 25% de los escaños parlamentarios este 2020.
  • Solo un 50% de las mujeres puede decidir si utilizar métodos anticonceptivos y puede negarse a tener relaciones sexuales.
  • El mundo ha logrado avances importantes en el logro de la educación primaria universal, y las niñas y los niños participan por igual en la educación primaria en la mayoría de las regiones. En la educación terciaria, las mujeres superan en número a los hombres y la matriculación está aumentando más rápidamente entre las mujeres que entre los hombres. Sin embargo, las mujeres representan solo un 35% de las personas graduadas en las áreas relacionadas con la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Además, las mujeres representan menos de un tercio de los investigadores del mundo.
  • Alrededor de un tercio de las mujeres en todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de sus parejas a lo largo de su vida. Además, el 18% ha experimentado este tipo de violencia en los últimos 12 meses en los que se realizó el estudio. A nivel mundial, se estima que 137 mujeres son asesinadas diariamente por su pareja o un miembro de la familia. La mutilación genital femenina se está volviendo menos común en algunos países, pero al menos 200 millones de niñas y mujeres vivas en la actualidad han sido sometidas a esta forma de violencia en África y el Medio Oriente. A pesar de ello, solo 153 países en el mundo aplican leyes contra la violencia de género.

 

A pesar de que muchos de los estudios sobre violencia de género muestran muy pocos datos concretos sobre la situación de las mujeres mayores, la relación entre edadismo y machismo hace que las desigualdades de género aumenten con la edad y que la violencia o discriminación vivida a lo largo de la vida genere situaciones realmente complejas para las mujeres. El estudio realizado por HelpAge International «Tenemos los mismos derechos. ¿Qué dicen las mujeres adultas mayores sobre su derecho a la no discriminación, a la igualdad, a vivir libres de violencia, abuso y negligencia en la vejez?«, muestra cómo, en todo el mundo, las mujeres mayores se enfrentan a discriminación en múltiples áreas, como el empleo, la atención médica, servicios financieros, programas de desarrollo y disposición de la propiedad.

En este estudio, en el que participaron 250 mujeres mayores de 19 países, se identifican actitudes y prácticas discriminatorias y nocivas hacia personas mayores y las mujeres dijeron que estas prácticas son particularmente fuertes contra mujeres viudas o solteras, mujeres mayores en situación de discapacidad, mujeres campesinas y migrantes. Además, muchas de ellas también afirmaron que ellas o las mujeres mayores que conocían habían sido sometidas a una o más formas de violencia, abuso y negligencia y describieron colectivamente una amplia gama de tipos de violencia, abuso y negligencia y diversos escenarios, tanto privados como en sistemas de transporte y centros de salud.

Nos encontramos en un momento en el que todas las desigualdades sociales se están incrementando debido a la pandemia por COVID-19 y, por supuesto, también las desigualdades de género. Según el Informe del Foro Económico Mundial sobre la brecha de género publicado en marzo de 2021, la pandemia ha aumentado las desigualdades de género y ha retrasado la igualdad salarial una generación. Este año, además, se celebra el Foro Generación Igualdad, que inició en marzo en México y que culminará en julio en Francia, con el objetivo de propiciar un diálogo mundial que inste a tomar medidas urgentes y garantizar la rendición de cuentas para lograr la igualdad de género. Además, la campaña lanzada por ONU Mujeres tiene una gran perspectiva intergeneracional y pretende reunir a activistas jóvenes y a las promotoras de la creación de la Plataforma de Acción de Beijing en 1995. Nos encontramos en un momento crucial para trabajar a favor de la igualdad de género en todos los ámbitos de nuestra sociedad y debemos afrontar los problemas estructurales que impiden a las mujeres disfrutar de sus derechos y vivir una vida digna y segura. Pero no conseguiremos esto sin adoptar una perspectiva interseccional que incluya las dificultades añadidas que afrontan las mujeres cuando son mayores.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.