Haití: HelpAge supervisa el mantenimiento de la residencia municipal

«Lo que más echo de menos por las mañanas es un café,» comenta Eli, de 90 años de edad y huésped de la residencia.

HelpAge ha asumido la gestión diaria de la residencia municipal de Puerto Príncipe, también conocida como el «Asilo Comunal».

La residencia se vino abajo a consecuencia del terremoto del pasado mes de enero. Cuatro huéspedes fallecieron. HelpAge supervisará el cuidado de los 75 huéspedes supervivientes, que viven ahora en lo que realmente es un campamento. 

A través de un acuerdo con la oficina del alcalde, gestionaremos todas las actividades de cuidados durante los próximos seis meses. Estas actividades incluyen el aprovisionamiento de alimentos, la atención sanitaria, la supervisión del personal, seguridad y trabajos de saneamiento.

Preocupaciones sobre la salud

Los medios de comunicación internacionales informaron de la difícil situación de los huéspedes de la residencia tras el terremoto, quienes no dispusieron de abrigo, alimentos, agua e, incluso en algunos casos, ropa durante varios días. Durante ese periodo, tres huéspedes fallecieron.

Esta situación ha mejorado desde que llegaron las donaciones de tiendas, agua y comida. Pero hay cuestiones que resolver; en especial, estamos preocupados sobre los riesgos para la salud asociados con la próxima temporada de lluvias.

«Una y otra vez, HelpAge contempla situaciones horribles en catástrofes, como la que han experimentado los huéspedes de la residencia municipal,» comenta Margaret Chilcott, Coordinadora del Programa de Emergencias de HelpAge. «Los más vulnerables son los últimos en recibir ayuda.»

Proteger la intimidad, la dignidad y los derechos

«Las personas mayores (especialmente las más débiles o enfermas) no se hacen oír a la hora de solicitar ayuda de emergencia, comida o asistencia.

«La prioridad de HelpAge es garantizar que las organizaciones humanitarias incluyan a este grupo en su trabajo de medio y largo plazo. La intimidad, dignidad y los derechos de los mayores deben protegerse.»

Alrededor de la residencia han aparecido campamentos saturados de adultos y niños. Garantizar que las personas mayores reciban alimentación y puedan mantener su dignidad ha sido un reto en semejantes condiciones de hacinamiento.

Incluso ha sido difícil asegurar sus pertenencias individuales y las reservas comunitarias de comida ante posibles robos.

(Caption: las lluvias torrenciales hacen aún más difíciles las condiciones de vida)

Project Concern International es otra organización que proporciona asistencia humanitaria a unas 600 familias en el complejo de la residencia de mayores. Colaboramos estrechamente con ellos en la gestión de estas cuestiones.

Una de las mayores prioridades es vallar la media docena de tiendas de campaña de la residencia para su uso exclusivo por los huéspedes y la contratación de guardias de seguridad.

Más comidas, medicamentos y atención psicológica

Los huéspedes de la residencia sólo han recibido una o dos comidas al día desde el terremoto. HelpAge proporcionará suficientes alimentos para preparar más comidas nutritivas de forma regular.

 «Asimismo, proporcionaremos atención sanitaria y psicológica,» comenta Margaret Chilcott. «Un especialista geriátrico de Estados Unidos examinará a cada huésped, diagnosticará las dolencias, recomendará tratamientos y recetará la medicación necesaria.»

Las tiendas de campaña de las personas mayores están asentadas en charcos embarrados debido a las lluvias torrenciales. Durante febrero, los huéspedes se han duchado al aire libre, siendo a menudo objeto de las burlas de los niños y viandantes. Las letrinas están inutilizadas.

Resolveremos estos problemas mediante la construcción de refugios, letrinas y un área de duchas.

Más de 1000 personas atendidas

HelpAge ha repartido alimentos, kits de «bienestar» para mayores y medicamentos a otros 250 huéspedes de residencias de mayores en Léogâne y Petit Goave, así como a más de 200 mayores del vecindario de Croix des Près, a las afueras de Puerto Príncipe.

A finales de febrero, habíamos distribuido ya alimentos y bienes de primera necesidad a más de 1000 personas mayores y sus familias.

La evaluación de necesidades de las personas mayores desplazadas que viven en campamentos en Puerto Príncipe, Léogâne, Petit Goave, Grand Goave y otras áreas más alejadas del epicentro del terremoto nos ayudará a desarrollar un plan de largo plazo para Haití.

Para más información sobre las necesidades de las personas mayores en Haití, visita la web de AlertNet. 

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Otros usuarios también leyeron

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.