HelpAge España se une a la campaña mundial contra el edadismo

20/03/2021

Naciones Unidas ha publicado recientemente el primer Informe Mundial sobre el edadismo, que pone de relieve un problema que, a menudo, pasa desapercibido en nuestra sociedad. Este informe supone un gran paso adelante en la lucha de la discriminación por motivos de edad e invita a la ciudadanía y a los actores públicos y sociales a unirse a la campaña a favor de un mundo para todas las edades.

Este informe está elaborado por La OMS, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas y el Fondo de Población de las Naciones Unidas y pone de relieve las diferentes formas y consecuencias que tiene el edadismo a lo largo de toda nuestra vida. Tal y como destaca este informe, el edadismo perjudica nuestra salud y bienestar y constituye un obstáculo importante para la formulación de políticas eficaces y la adopción de medidas relativas al envejecimiento saludable.

Informe mundial sobre edadismo

Estos son algunos de los datos destacados que pone de relieve este informe:A nivel mundial, una de cada dos personas son edadistas contra las personas mayores.

  • La discriminación por razón de edad hacia las personas mayores se asocia a una menor duración de la vida, a una peor salud física y mental y a una recuperación más lenta de la discapacidad y el deterioro cognitivo.
  • El edadismo contribuye a la pobreza y la inseguridad económica en la vejez
  • Los factores que aumentan el riesgo de tener actitudes o comportamientos edadistas o discriminatorios contra las personas mayores son: ser más joven, varón, ansioso ante la muerte y haber recibido una educación deficiente.
  • Los factores que aumentan el riesgo de ser objeto de edadismo son: tener más edad, precisar de cuidados, tener una menor esperanza de vida sana en el país y trabajar en determinadas profesiones o sectores ocupacionales, como los sectores de la alta tecnología o la hostelería.
  • Un factor de riesgo para ser objeto de edadismo contra las personas más jóvenes es ser mujer.

El informe también incluye una serie de recomendaciones para combatir el edadismo. Su aplicación requiere un compromiso político, la participación de diferentes sectores y agentes, y adaptaciones específicas para cada contexto:

1- Invertir en estrategias basadas en pruebas científicas para prevenir y combatir el edadismo.
Es necesario dar prioridad a las tres estrategias respaldadas por las mejores pruebas científicas: formulación de políticas y promulgación de leyes, y ejecución de intervenciones educativas y de contacto intergeneracional. Para lograr un cambio real a nivel de las poblaciones, estas estrategias deben ampliarse. En los casos en que esas intervenciones no se hayan llevado a cabo anteriormente, deberían adaptarse y probarse, y posteriormente ampliarse una vez que se haya demostrado su eficacia en el nuevo contexto.


2 – Mejorar los datos y las investigaciones para comprender mejor el edadismo y la manera de reducirlo.
Mejorar nuestra comprensión de todos los aspectos del edadismo -su escala, sus efectos y sus determinantes- es un requisito previo para reducirlo, tanto cuando se manifiesta contra los jóvenes como contra las personas mayores. Es necesario recopilar datos en todos los países, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos, utilizando escalas de medición del edadismo válidas y fiables. Ahora bien, debería darse la máxima prioridad a la elaboración de estrategias para reducir el edadismo. Las pruebas científicas sobre la eficacia de las estrategias van en aumento, pero aún no están a la altura de lo que se necesita. Convendría optimizar las estrategias existentes, calcular su costo y costoeficacia, y, posteriormente, ampliarlas. Es necesario seguir elaborando y evaluando estrategias prometedoras, como las campañas para reducir el edadismo.


3 – Crear un movimiento para cambiar el discurso sobre la edad y el envejecimiento.
Todos podemos contribuir a afrontar y eliminar el edadismo. Los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil, los organismos de las Naciones Unidas, las organizaciones de desarrollo, las instituciones académicas y de investigación, las empresas y las personas de todas las edades pueden unirse al movimiento para reducir el edadismo. Al unirnos en una amplia coalición podemos mejorar la colaboración y la comunicación entre las diferentes partes interesadas en la lucha contra el edadismo.

Estas recomendaciones van en línea con las conclusiones y recomendaciones del informe «Discriminación por edad en España» publicado por HelpAge España en 2020. Este documento recomendaba algunas medidas específicas para el contexto español, como cambios normativos y la adaptación de los planes, estrategias y políticas públicas a la realidad social y características de las personas mayores. 

Más información: 

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Otros usuarios también leyeron

El reto del Alzheimer y las demencias

Para reclamar un compromiso político que convierta al Alzheimer en una prioridad estratégica en los ámbitos científico, sanitario, social, asistencial y de derechos,

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.