Líbano: Las personas mayores se enfrentan a una situación desesperada por la falta de protección social

Foto: HelpAge International.

HelpAge International y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) acaban de publicar el informe “A Glimmer of Hope amidst the Pain” (“Un rayo de esperanza en medio del dolor”). Este informe se basa en los testimonios de mujeres y hombres mayores que comparten las graves dificultades a las que se enfrentan debido a la falta de un sistema de protección social adecuado en el Líbano.

“Trabajé durante 50 años en los huertos. Mi marido falleció cuando yo tenía 30 años, y yo trabajé y crie a nuestros hijos. Trabajaba para asegurar nuestro sustento, pero no tengo seguridad social”. Georgette, 81 años.

“Fuimos precavidos durante toda nuestra vida e hicimos todo lo que se suponía que debíamos hacer, pensando que eso nos permitiría descansar en nuestra vejez… pero no estamos viviendo como deberíamos vivir como personas mayores”.
Farah, 62 años.

“Las personas mayores no quieren depender de los demás, quieren una vida digna”.
Karim, 75 años.

La población mayor del Líbano se enfrenta a graves dificultades debido a la falta de garantías básicas de protección social en el país. El informe publicado por HelpAge International y la OIT retrata las desesperadas condiciones de vida de las personas mayores y su urgente necesidad de protección social. Este informe presenta las voces de mujeres y hombres mayores de Líbano, que comparten testimonios sobre las dificultades a las que se enfrentan en medio de una crisis económica y financiera que los ha dejado frágiles y vulnerables, en ausencia de una protección social. A menudo, las personas mayores se quedan sin dinero suficiente para pagar el alquiler o comprar alimentos, ropa y medicinas.

“Las personas mayores se han visto muy afectadas por la crisis en Líbano. El aumento de las tasas de pobreza y desempleo en todo el país ha hecho que a la mayoría de las personas les resulte cada vez más difícil satisfacer sus necesidades básicas, lo que afecta gravemente al bienestar social y físico de las personas mayores”, ha afirmado Sarah Abu Taha, representante de HelpAge International en el país.

Con el colapso de los sistemas de apoyo y atención de los que las personas mayores habían dependido en el pasado -ya sea a través de programas gubernamentales, el sector privado, las ONG o las redes familiares-, muchas se quedan sin ninguna fuente de ingresos o se ven obligados a trabajar durante la vejez.

“Las pensiones y otras prestaciones estatales, como la protección social de la salud, son un derecho para todos, que permite a las personas vivir sus últimos años con seguridad y dignidad. Pero este no es el caso del Líbano, donde las prestaciones de la seguridad social solo están al alcance de unos pocos privilegiados”, afirmó Luca Pellerano, especialista regional en protección social de la OIT.

Líbano se enfrenta desde 2019 a una crisis agravada sin precedentes, que abarca el colapso de la economía y la devaluación de la moneda, la pandemia de Covid-19 y la explosión del puerto de Beirut en agosto de 2020. La crisis puso en gran riesgo los seguros sociales y las mutualidades existentes. El limitado número de personas jubiladas cubiertas por estos regímenes ha visto cómo se desploma el valor de sus prestaciones y de sus ahorros de toda la vida. La situación es mucho peor para la mayoría de las personas mayores que no estaban cubiertas por ningún seguro social o privado, y cuyo principal canal de apoyo eran sus hijos y familias.

Líbano tiene la mayor proporción de personas mayores de los Estados árabes, que representan el 11% de la población del país, y viven una media de 78 años para los hombres y 82 años para las mujeres. Sin embargo, el país se está quedando atrás de muchos otros países de la región en lo que respecta a las prestaciones de protección social para las personas mayores. Alrededor del 80% de la población de edad avanzada del país se ve obligada a depender de sus familiares para obtener ayuda económica o depende de los ahorros que puedan tener. La mayoría de las personas mayores no reciben ninguna ayuda económica del Estado.

HelpAge y la OIT han señalado que una pensión implementada sobre una base no contributiva garantizaría la seguridad de los ingresos para todas las personas mayores del Líbano. En particular, garantizaría alguna medida de seguridad en la vejez para las personas trabajadoras de los sectores informales, que representaban el 50% de la fuerza de trabajo en 2018. También garantizaría una vida digna para miles de mujeres que nunca han participado en el mercado laboral, rompiendo el ciclo de desigualdad y discriminación que sufren durante toda su vida, al reconocer sus contribuciones no remuneradas a sus hogares y a la sociedad.

 La creación de este régimen es más necesaria que nunca y debería ir acompañada de la reforma del régimen de indemnización por cese de actividad de la Caja Nacional de la Seguridad Social para convertirlo en un régimen de pensiones para los trabajadores del sector privado, que proporcione pagos regulares indexados a la inflación durante toda la jubilación.

Testimonios de personas mayores

El informe se basa en los testimonios de 32 personas mayores de diferentes clases sociales. Cuenta con 24 ciudadanos libaneses y ocho personas refugiadas sirias, e incluye 18 mujeres y 14 hombres. Sus edades oscilan entre los 59 y los 88 años e incluyen personas de Beirut, el sur del Líbano y el valle de Bekaa.

Las personas mayores que aparecen en el informe transmiten las luchas que enfrentan debido a la falta de un sistema de protección social. También comparten sus esperanzas de que algún día puedan ser testigos de la implementación de un plan de pensiones sociales acorde con las capacidades actuales del país, similar al que se brinda en muchos países similares de ingresos bajos y medianos.

El informe también presenta la perspectiva de los participantes sobre el acceso a los servicios de salud y el impacto que ha tenido la crisis del país en la disponibilidad de servicios y recursos, incluidos los medicamentos. También muestra las dificultades de las personas mayores sirias que viven en Líbano respecto a su seguridad económica, cobertura de salud, gestión de la crisis y disminución de la ayuda internacional.

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.