Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015, proporciona un plan global compartido para acabar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas disfruten de la paz y la prosperidad para 2030. Incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), vinculados a 169 metas y varios indicadores, que cada país debe adaptar a sus contextos nacionales. HelpAge International ha elaborado distintos materiales para incluir el envejecimiento en los Objetivos del Desarrollo sostenible.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el envejecimiento global

La visión de los ODS es un mundo en el que en el año 2030 ha alcanzado la pobreza cero, donde todas las personas pueden vivir dignamente durante toda su vida, sin exclusión, violencia y discriminación. Estos ideales siguen la misma línea que la Estrategia de HelpAge, con su propia visión de un mundo en el que todas las personas mayores puedan llevar una vida digna, segura y saludable.

Los ODS tendrán un gran impacto en el pensamiento y la práctica del desarrollo hasta 2030, por lo que es importante saber cómo abordar los temas relevantes para el envejecimiento y las personas mayores. Para asegurar que las personas mayores no se queden rezagadas, los datos deberán estar mejor recopilados y analizados, sus voces deberán ser escuchadas en la formulación y aplicación de políticas, y se deberán eliminar las prácticas discriminatorias que los excluyen de mecanismos de generación de recursos, teniendo así el derecho a un sistema pensional y asistencia sanitaria adaptado para cumplir sus necesidades. ¿Pero hasta qué punto cumplen estos requisitos los ODS?

HelpAge International ha elaborado el documento “Agenda 2030, Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el envejecimiento global” para mostrar hasta qué punto los ODS, con su concepto central de «no dejar a nadie atrás«, reflejan los objetivos clave de la red global HelpAge. Este documento ha sido preparado para la red global HelpAge y las oficinas de HelpAge como un recurso introductorio sobre los vínculos entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la estrategia organizativa de HelpAge International 2020.

El envejecimiento y los Objetivos del Desarrollo Sostenible: Seis pasos para la inclusión de las personas mayores

Esta guía tiene el objetivo de ayudar al personal de HelpAge y a los miembros de la red a utilizar la Agenda 2030 para promover los derechos y la inclusión de las personas mayores. En ella, se establecen seis pasos clave para integrar el envejecimiento y las políticas de inclusión de las personas mayores en la aplicación nacional de la Agenda 2030. La guía comprende desde la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hasta el mapeo de actores clave para la defensa de los derechos y la identificación de las principales oportunidades de influencia en el proceso de los ODS.

La inclusión de las personas mayores en los ODS es esencial para no dejar a nadie atrás

El lema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es «no dejar a nadie atrás» y llegar antes a las personas más excluidas. Esto implica asegurar que todas las personas, también las mayores, estén integradas en los programas de desarrollo.
Para incluir a las personas mayores en la Agenda 2030, debemos adoptar una perspectiva de edad. ¿Qué aspectos deben considerar los ODS para que no se ignore a las personas mayores?

En los países de bajos ingresos, menos del 20% de las personas mayores reciben una pensión, aunque esa es una de las formas más efectivas para reducir la pobreza en la vejez. Los gobiernos deben adoptar planes de pensiones sociales universales, que sean de un nivel adecuado para proporcionar seguridad de ingresos a todas las personas a medida que envejecen.

A medida que las personas envejecen, sus necesidades de salud, atención y apoyo se vuelven cada vez más complejas y requieren respuestas integrales y centradas en las personas.

Los gobiernos deben aumentar la inversión en servicios de salud y atención para responder a las necesidades de una población en continuo envejecimiento, como parte de sus esfuerzos para lograr una cobertura sanitaria universal. De esta forma podrán garantizar que las políticas nacionales de salud y los sistemas de información incluyan a personas de todas las edades.

Las personas mayores necesitan tener oportunidades para desarrollar las habilidades que les servirán para hacer frente a los cambios que enfrentan en la vejez, participar plenamente en la sociedad y llevar vidas significativas.

Los gobiernos deben poner fin a la discriminación por edad cuando se trata de acceder a oportunidades de aprendizaje para las personas mayores y garantizar un acceso inclusivo y equitativo a la educación para personas de todas las edades.

Las desigualdades de género en la vejez se deben a una combinación del envejecimiento y de las múltiples desventajas experimentadas por las mujeres a lo largo de la vida, consecuencia de relaciones de género desiguales.

Los gobiernos deben combatir las desigualdades de género a lo largo de la vida y empoderar a las mujeres mayores para participar en los procesos de toma de decisiones, prevenir la violencia y adoptar políticas y programas que aborden los derechos de las mujeres mayores.

A muchos hombres y mujeres mayores les gustaría continuar trabajando más allá de las edades fijas de jubilación, pero son disuadidos de hacerlo por la discriminación debido a la edad y las actitudes discriminatorias hacia las personas mayores en el lugar de trabajo.

Los gobiernos deben adoptar una postura contra el envejecimiento y la discriminación, promover lugares de trabajo accesibles y adoptar políticas de jubilación flexibles que permitan a los trabajadores de más edad continuar trabajando durante el tiempo que deseen.

Los efectos negativos de las desigualdades se acumulan a lo largo de los años y pueden tener un impacto desproporcionado en las personas a medida que envejecen, especialmente en las mujeres. Estas desventajas se exacerban en la vejez debido al envejecimiento y la discriminación por edad.

Los gobiernos deben empoderar a las personas mayores para que participen plenamente en la sociedad a través de políticas de protección social y atención médica universales que reduzcan las desigualdades. Hacemos un llamado a los líderes para que combatan la discriminación basada en el envejecimiento, para que reformen las leyes y las prácticas discriminatorias contra la edad y para que adopten una nueva convención de la ONU sobre los derechos de las personas mayores.

Es esencial que exista un enfoque centrado en todas las etapas de la vida para la planificación urbana que incluya a las personas mayores en la toma de decisiones y el diseño urbano. De esta forma, se materializarán sus derechos y los derechos a la autonomía y la independencia de las personas con discapacidad. Los gobiernos deben invertir en viviendas y transporte público seguro, asequible y accesible que mejoren la interacción entre generaciones. Las personas mayores deben ser incluidas en la planificación y el apoyo a la resiliencia ante los desastres y en la respuesta a ellos.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.