Nunca es tarde para empezar a vivir sin miedo

25 de Noviembre – Día Internacional contra la violencia de género

Con motivo del Día Internacional de la Violencia de Género, desde HelpAge España, queremos reivindicar la necesidad de poner en marcha medidas específicas dirigidas a las mujeres mayores, que tengan en cuenta la discriminación por edad y la discriminación acumulada a lo largo de la vida.

En España, el artículo 14 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, reconoce a las mujeres mayores como uno de los colectivos de especial vulnerabilidad para los cuales los poderes públicos podrán adoptar medidas de acción positiva. También el Pacto de Estado contra la Violencia de Género incluye en el eje 3 a las mujeres mayores como uno de los colectivos de mujeres más vulnerables para a los que hay que prestar especial atención y adecuar los recursos existentes para combatir la violencia de género.

A pesar de ello, y de los enormes pasos dados en el último siglo para alcanzar la igualdad, las realidades específicas que afrontan las mujeres mayores siguen estando invisibilizadas. Aún encontramos pocas investigaciones que afronten la relación entre discriminación de género y discriminación por edad y las mujeres mayores son las grandes olvidadas en las campañas de sensibilización contra las violencias machistas y en las iniciativas dirigidas a fomentar la igualdad, tanto a nivel nacional como internacional.

Tal y como muestran algunos de los últimos estudios realizados en nuestro país, las mujeres mayores ocultan la violencia en mayor medida que las mujeres jóvenes. Según la última Macroencuesta de Violencia contra la Mujer (2019), las mujeres de 65 o más años acuden a servicios de ayuda formal como consecuencia de violencia física, sexual, emocional o miedo en menor medida, que las mujeres de 16 a 64 años. Además, solo el 54,5% de las mujeres de 65 o más años han contado a personas de su entorno la violencia de alguna de sus parejas frente al 81,3% de las mujeres de 16 a 64 años que han sufrido algún tipo de violencia.

Es esencial señalar que gran parte de las mujeres mayores que viven situaciones de violencia machista dentro de la pareja llevan años enfrentándose a ella. Según el “Estudio sobre las mujeres mayores de 65 años víctimas de violencia de género” realizado por Cruz Roja, el 40% de las mujeres encuestadas llevaba 40 años y más sufriendo violencia, el 27% entre 20 y 30 años. Por lo general, se trata de relaciones que iniciaron en un momento en el que los roles de género estaban muy marcados y aún no había una conciencia feminista. Por ello, la naturalización de la violencia de baja intensidad y la indefensión aprendida a lo largo del tiempo son algunos de los aspectos que dificultan el reconocimiento de la violencia. Por otro lado, la creencia de que ya es tarde para cambiar, la dependencia económica, no saber dónde o a quién pedir ayuda o la falta de apoyos en el entorno pueden dificultar, aún más, la salida de una situación de violencia.

Por todo ello, necesitamos más campañas dirigidas de forma específica a las mujeres mayores, en las que ellas se sientan interpeladas y que les ayude a identificar la violencia y a encontrar una forma para pedir ayuda. Es fundamental ofrecer información accesible sobre la violencia de género y los recursos existentes y prestar atención a las mujeres de edades avanzadas en situación de mayor vulnerabilidad, como las mujeres con discapacidad o con pocos recursos económicos, así como a las mujeres que viven en entornos rurales aislados y donde pueden tener más dificultades para acceder a servicios básicos.

Para salir de una situación de violencia las mujeres necesitan una sociedad que las apoye y, también, contar con recursos propios suficientes para vivir con independencia. Eliminar la brecha de género en los salarios y en las pensiones debe ser una prioridad, ya que tener recursos económicos suficientes es esencial para que las mujeres puedan enfrentarse a la violencia y empezar una nueva vida.

Por otro lado, desde HelpAge también queremos recordar la necesidad de promover formación con perspectiva de edad y de género, especialmente, en el ámbito de la salud y de la atención sociosanitaria, para así evitar conductas edadistas y facilitar la detección de situaciones de violencia machista. Además, necesitamos promover la investigación sobre la interacción de género y edad, incluir la experiencia y las voces de las mujeres en los estudios de género y promover una imagen diversa del envejecimiento, en el que emprender nuevos proyectos sea posible.

Con todo ello, en este 25 de noviembre queremos reivindicar que nunca es tarde para empezar una vida sin violencia y vivir sin miedo. Luchar contra la violencia de género es un asunto de Estado y debe ser un compromiso de toda la sociedad. Todas las mujeres, a lo largo de la vida, pueden sufrir violencia por el simple hecho de ser mujeres: no nos olvidemos de las mujeres más invisibilizadas.  

Más información sobre la violencia de género en mujeres mayores:

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Otros usuarios también leyeron

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.