La crisis alimentaria, energética y financiera: Yemen en el punto de mira

Este proyecto examina el impacto de la crisis mundial de alimentos, combustible y finanzas en 10 países diferentes, y lo que esto significa para las personas mayores que a menudo se pasan por alto, a pesar de sus necesidades muy específicas.

Tras Filipinas, nos centramos en la situación de las personas mayores en Yemen, el séptimo país de esta serie.

Yemen vive las secuelas de la peor crisis humanitaria del mundo

La crisis alimentaria, energética y financiera de Yemen ha sido calificada como la peor crisis humanitaria del mundo por el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, que calcula que dos tercios de los yemeníes pasan hambre cada día. Es probable que casi 17 millones de personas en el país experimenten altos niveles de inseguridad alimentaria aguda, y sólo 10,5 millones de los 23,5 millones de yemeníes actuales reciben algún tipo de ayuda humanitaria.

Según un estudio realizado por HelpAge y nuestro socio Life Makers Meeting Place Organisation (LMMPO), el principal motor de la crisis actual es el conflicto armado en Yemen, que ha provocado pobreza y hambruna generalizadas. 

«Cuanto más dure el conflicto, más crecerán las crisis actuales en tamaño y escala, y empeorarán las condiciones de las personas, especialmente de las pobres»
– Participante de la encuesta. 

Yemen es uno de los más grandes importadores de trigo de Russia y Ucrania.

El estallido de la guerra de Ucrania el año pasado ha provocado la interrupción de exportaciones, lo que afectó gravemente la economía. Y la ayuda internacional se ha vuelto cada vez más escaza ya que ahora se concentra más en nuevas crisis humanitarias incluyendo la de Ucrania.

Adicionalmente, los pobres se ven cada vez más empujados a la pobreza debido a la reducción de financiamiento público, la falta de fuentes de ingresos y el acceso limitado a la protección social, incluidas las prensiones.  

1.65 millones de personas mayores en Yemen están en riesgo de inanición y exposición a enfermedades como el cólera y el COVID – 19, necesitan ayuda humanitaria urgente.

Las personas mayores soportan la carga de estas múltiples crisis

Altos costos de los alimentos

Las personas mayores se ven especialmente afectadas por los elevados precios de los alimentos básicos, la mayoría ha tenido que reducir las compras de alimentos, limitar su ingesta diaria de alimentos y reducir el tamaño de sus comidas.

Muchas mujeres mayores también limitan su ingesta de alimentos para que sus hijos y nietos puedan comer más. Ayunan un día y al día siguiente sólo hacen una comida en promedio (a diferencia de los hombres mayores, que hacen dos comidas al día). 

Recurrir a la situación de calle

Algunas mujeres mayores ahora piden limosna en la calle porque no pueden permitirse comprar alimentos.

«Tenemos que pedir limosna para poder comer y dar de comer a nuestros hijos»

– participante en el estudio.

Salud deteriorada

Las personas mayores están optando por renunciar a sus visitas a la clínica de salud debido a los elevados costes del combustible y el correspondiente aumento de los costes de transporte. Están recurriendo a la compra de medicamentos baratos, de mala calidad, y algunos también se están endeudando.

 

«No puedo recorrer largas distancias a pie, no tengo dinero para coger un autobús o un taxi y no puedo esperar mucho tiempo en los centros de salud. A veces, los médicos no aparecen. (…) El coste total del tratamiento (médico) es elevado. Por eso, no tomo regularmente los medicamentos necesarios para la diabetes y la tensión arterial».

– participante en el estudio.

Acumulación de deudas

Las personas mayores optan por vender sus enseres domésticos, como muebles junto con objetos de valor como joyas, para obtener ingresos que les permitan cubrir sus necesidades básicas. Sin embargo, están acumulando deudas para pagar la comida o las necesidades médicas, sin medios para pagar sus préstamos.

Estrategias para mitigar las penurias que enfrentan las personas mayores

HelpAge insiste al gobierno yemení y a la comunidad internacional a actuar urgentemente para aliviar el sufrimiento de las personas mayores. 

  • Los programas gubernamentales deben abordar la vulnerabilidad, las inseguridades derivadas de la crisis y su impacto sobre las personas mayores.
  • Debe priorizarse el acceso de las personas mayores a alimentos y medicinas.
  • Los ayuntamientos y las autoridades locales deben proporcionar un espacio para las voces y preocupaciones de las personas mayores.
  • Se deben establecer asociaciones comunitarias y proporcionar orientación comunitaria para mejorar la vida de las personas mayores.
  • Los programas de ayuda nacionales e internacionales deben incluir a las personas mayores entre los grupos más vulnerables cuyas necesidades deben ser atendidas. 

Lee el informe de políticas de HelpAge International: Las personas mayores en la crisis de Yemen: Una llamada urgente de acción.

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

También te puede interesar

Boletín de junio 2024

Los boletines de HelpAge International España son trimestrales. En este boletín destacamos las actividades de abril, mayo y junio de 2024.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.