Informe de HelpAge España

29/01/2020

Conclusiones y recomendaciones para el contexto español desde un enfoque basado en derechos.

Este documento demuestra que las personas mayores experimentan restricciones en el ejercicio de sus derechos en el acceso a bienes o servicios, que no están justificadas y que constituyen una discriminación por motivos de edad. Además, pone de manifiesto que las personas mayores son un grupo en situación de vulnerabilidad porque deben enfrentarse a una serie de barreras (sociales, culturales, económicas, administrativas o urbanísticas, entre otras) que les impiden ejercer sus derechos en igualdad de condiciones con los demás ciudadanos.

Entre las conclusiones y recomendaciones que se proponen en el documento, específicas para el contexto español, destacan los cambios normativos y la adaptación de los planes, estrategias y políticas públicas a la realidad social y características de las personas mayores. Entre ellas, se propone que en España se realice una intervención contra la violencia contra las personas mayores que tenga un enfoque integral y no exclusivamente punitivo, similar al de la Ley Integral contra la Violencia de Género. También entre otras reformas, se propone una Ley de Igualdad de trato que incluya y proteja a las personas mayores frente a todo tipo de discriminación, modificaciones en el sistema de incapacitación y una Convención internacional para los derechos humanos de las personas mayores como instrumento internacional para conseguir la plena protección de los derechos de un grupo de población creciente en el mundo y en España.

Este informe de HelpAge España ha sido realizado por María del Carmen Barranco Avilés, profesora de filosofía del derecho y directora del Instituto de Derechos Humanos “Bartolomé de las Casas” de la Universidad Carlos III, e Irene Vicente Etxevarría, responsable de relaciones internacionales del mismo.

Para la realización del informe se ha consultado a un grupo de personas mayores para que ellas mismas opinen sobre cómo se sienten tratadas. Estas personas coincidieron en que se les trata diferente y peor debido a la edad, y consideran que las personas mayores experimentan discriminación. Por ello, les parece buena idea impulsar la creación de una Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas Mayores para que sus derechos no dependan exclusivamente de la buena voluntad de las familias.

La edad cronológica se asocia a la ‘pérdida de autonomía’, por lo que se justifica que a las personas mayores se les impida hacer cosas que antes hacían. Incluso a veces con la mejor de las intenciones, se piensa que las personas mayores están en peores condiciones físicas y tienen más dificultades para entender el mundo, por lo que se considera adecuado que se las proteja frente a ellas mismas. Como resultado, se tiende a no cuestionar que las personas mayores reciban un trato diferenciado y discriminatorio.

Los temas a los que las personas mayores entrevistadas dedicaron una mayor atención fueron el paternalismo y la infantilización de las personas mayores en distintos ámbitos, como el sistema sanitario (expresiones condescendientes o explicaciones dirigidas a las personas acompañantes cuando el paciente es mayor, entre otras), las actividades de ocio específicas para personas mayores (hablan del comportamiento de los monitores y monitoras con comentarios jocosos sobre la incontinencia urinaria o chistes inapropiados, por ejemplo) o en la decisión sobre dónde, cómo y con quién vivir. También se mostraron preocupadas por la marginación y la invisibilización de las aportaciones de las personas mayores a la sociedad, en concreto destacan que las tareas de cuidados de los nietos y las nietas que llevan a cabo se infravaloran, cuando están cubriendo una necesidad social que en muchas ocasiones se les atribuye como una obligación, por lo que incluso pueden llegar a sentirse explotados. Respecto de la marginación, que relacionan directamente con la soledad, señalan la jubilación como un momento clave que determina que las personas son consideradas socialmente como mayores.

Se sorprenden de la segregación que experimentan desde ese momento y su exclusión de los espacios públicos, entre los ejemplos que relatan citan la distinción entre parques infantiles y parques para que las personas mayores hagan ejercicios. Se muestran preocupadas también por cuestiones relacionadas con la autonomía y la dependencia, manifiestan que no hay inversión pública en atención a las personas mayores y que casi todo está en manos privadas, además de que no hay opciones intermedias entre permanecer en su propia casa e ir a una residencia. Piensan que el problema de la soledad afecta especialmente a las personas dependientes y que los servicios sociales se orientan a las necesidades de alimentación, aseo y al apoyo con la toma de medicamentos, pero que no tienen en cuenta la soledad. Por último, las personas mayores insisten en la diversidad y heterogeneidad del colectivo al que pertenecen y demandan otras formas de ocio y participación. Consideran necesario cambiar la idea de persona mayor que se tiene cultural y socialmente, así como superar los estereotipos que se les atribuyen que tan negativamente influyen en la efectividad de sus derechos.

HelpAge España ha constatado, a lo largo de su experiencia, que las personas mayores son tratadas de modo diferente y experimentan discriminación por razón de edad por lo que el objetivo de este informe es desnaturalizar las situaciones de desventaja que viven las personas mayores para presentarlas como discriminación.

El edadismo o discriminación por razón de edad, presenta a las personas mayores como desprovistas de valor para la sociedad “improductivas, frágiles e incapaces, especialmente en el contexto de una sociedad envejecida que enfrenta desafíos con respecto a su futuro demográfico y la sostenibilidad de sus sistemas de pensiones y protección social” y hace que la edad sirva como justificación suficiente para tratamientos diferenciados o exclusiones sin que ello se cuestione.

Descargar el Documento

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

Otros usuarios también leyeron

El reto del Alzheimer y las demencias

Para reclamar un compromiso político que convierta al Alzheimer en una prioridad estratégica en los ámbitos científico, sanitario, social, asistencial y de derechos,

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.