Ucrania: Las personas mayores se enfrentan al abandono y al aislamiento

Más de dos millones de personas mayores del este de Ucrania corren un riesgo extremo como consecuencia del ataque ruso.

A menudo, las personas mayores no pueden huir de los conflictos y se quedan solas, sin su familia o su comunidad más amplia. Están aisladas, sin seres queridos y sin apoyo, incluido el acceso a medicamentos y alimentos. Las personas mayores pueden encontrarse especialmente expuestas cuando estalla la violencia, ya que pueden tener más dificultades para refugiarse del peligro.

“Vivo en la línea de contacto, donde disparan casi todos los días. El bombardeo es lo que más me preocupa. ¿Qué pasa si dan a la casa y revientan las ventanas, el techo y las puertas? ¿Quién me ayudará?

“Si la guerra comienza y disparan con fuerza, bajaré al sótano. Hay lugares seguros en el pueblo, pero primero hay que llegar allí, y puede que no sea seguro”.

Testimonio de Ekaterina, una mujer de setenta años que vive en el este de Ucrania.

Justin Derbyshire, director ejecutivo de HelpAge International, ha pedido a la comunidad internacional que encuentre una solución diplomática urgente a la crisis para evitar una catástrofe humanitaria en un país en el que la población aún no se ha recuperado del conflicto de 2014.

“Conocemos por experiencia propia la devastación causada a las comunidades y a la vida de las personas mayores por el conflicto de 2014. Esto no puede repetirse y hay que encontrar una solución pacífica urgente si se quiere evitar una catástrofe humanitaria”, ha declarado Justin Derbyshire.

“En 2014 y 2015 fuimos testigos de la horrible devastación causada por el conflicto, que destruyó comunidades prósperas, dividiendo familias y destrozando la salud física y mental de las personas. Muchos, sobre todo la población mayor, aún no se han recuperado. No podemos sentarnos y permitir que la historia se repita. Solo puede evitarse una crisis humanitaria masiva si todas las partes respetan el derecho internacional humanitario y anteponen la seguridad de los civiles”.

“Tengo miedo de que sea como en la guerra [la Segunda Guerra Mundial]. Tenía cinco años cuando empezó la guerra y recuerdo cómo los vehículos militares pasaban por la calle. No había nada que comer. Teníamos que comer hierba.

“Si la guerra estalla, me quedaré en casa. Hay una bodega en mi patio, pero no podré llegar a ella. Espero que mis vecinos no me abandonen, que Dios los bendiga. La gente sufre, vive con miedo, todos están preocupados y asustados”.

Palabras de Lydia, una mujer de ochenta y seis años de Ucrania, expresó su temor por la situación actual.

La investigación llevada a cabo por HelpAge en Ucrania tras el conflicto de 2014, pone de manifiesto los riesgos particulares a los que se enfrentarán las personas mayores si el conflicto se intensifica, incluyendo:

  • Dificultades para escapar o evitar los combates, lo que les llevará a separarse de sus familias y a la exclusión social y el aislamiento. La gran mayoría (96%) de las personas mayores encuestadas experimentaron problemas de salud mental relacionados con el conflicto.
  • Riesgo de grave escasez de ingresos, ya que casi todas las personas mayores afectadas (99%) dependían de una pensión como principal fuente de ingresos, que puede verse alterada si no pueden acceder a los puntos de pago.
  • Falta de acceso y dificultad para costear la asistencia sanitaria. El 97% de las personas encuestadas tenía al menos una enfermedad crónica, y no poder acceder a la asistencia sanitaria representa un problema importante.
  • Malas condiciones de vida y falta de apoyo a las personas con discapacidad. Más de la mitad (53%) de las personas mayores declararon necesitar dispositivos de ayuda, como andadores, bastones y sillas de baño.

HelpAge dirige un programa para casi 5.000 personas mayores en el este de Ucrania. 4.000 reciben apoyo de una red de voluntariado y 800 a través de espacios comunitarios seguros. En el período previo al conflicto se distribuyeron paquetes de ayuda y se han puesto en marcha planes para proporcionar un apoyo continuo a las personas que lo necesiten.

Las actividades generales incluyen la provisión de espacios comunitarios seguros para las personas mayores, la defensa y coordinación específica con las ONG, las agencias de la ONU y las autoridades pertinentes para garantizar la inclusión de las personas mayores en la prestación de servicios, y el apoyo psicosocial. Se ofrecen grupos de apoyo entre pares y actividades de atención domiciliaria, al tiempo que se distribuyen dispositivos de asistencia y kits de higiene.

HelpAge cesó todo el trabajo activo del programa a mediados de febrero, cuando empezaron los bombardeos en el este de Ucrania, pero ha desarrollado un plan para seguir llegando a las personas en riesgo y sigue en contacto activo con los que apoya a través de su personal y su red de voluntariado.

Texto original en inglés

Comparte

Colabora con HelpAge

Solo con una pequeña ayuda, el conocimiento, la experiencia y el liderazgo de las personas mayores puede marcar una gran diferencia para sus propias vidas y las de sus familias y comunidades.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir nuestro boletín y las noticias de HelpAge International España.